Aquí se explica cómo recuperar la albahaca podrida. Basta con poner en práctica este truco para solucionar este problema.

Finalmente revelamos todo sobre cómo recuperar la albahaca una vez que lamentablemente se ha podrido. Nadie esperaba que fuera tan fácil, es el truco que usan los cultivadores.

Las propiedades de esta planta

Todos tenemos algunas hojas de albahaca en la cocina . Es una planta verdaderamente fundamental de la gastronomía italiana, también utilizada en el extranjero. Tiene un sabor realmente fuerte y particular, que destaca en cualquier receta.

También tiene propiedades muy importantes, que la convierten en una planta importante para cultivar. En detalle, tiene propiedades antiinflamatorias, que ayudan a reducir el dolor y la inflamación en todo el cuerpo humano. También tiene propiedades antioxidantes, que protegen las células del cuerpo de los radicales libres y el estrés oxidativo: ayuda a reducir la probabilidad de contraer enfermedades cardíacas, cáncer y diabetes.

Las propiedades de la albahaca

También tiene propiedades antimicrobianas que previenen el crecimiento de microorganismos como bacterias , virus y hongos. Es una planta perfecta para combatir infecciones localizadas tanto en el área respiratoria como urinaria.

También tiene propiedades digestivas, ya que reduce los síntomas del dolor de estómago . Por último, también tiene propiedades relajantes, que alivian el estrés y la ansiedad. Sin embargo, no todos saben que la albahaca no es muy fácil de cultivar y puede pudrirse fácilmente. Por eso te revelamos cómo revivirlo en caso de que se haya vuelto así.

Cómo revivir la albahaca podrida

Para que la albahaca se mantenga saludable y no se pudra, puede ser esencial asegurarse de que el suelo en el que se cultiva esté sano. Debes saber que la albahaca necesita suelos drenados y ricos en nutrientes.

El consejo es enriquecer la tierra con compost o lombricomposta, que permitirá que esta planta crezca más sana. También puedes optar por utilizar un abono orgánico de tipo líquido, a añadir cada dos semanas.

Albahaca podrida

También debemos prestar atención a la cantidad de nitrógeno presente en el suelo: la albahaca, de hecho, es muy sensible a este gas. En caso de que el nitrógeno esté presente en exceso, las enfermedades fúngicas y los parásitos podrían proliferar. Precisamente por eso es fundamental no excederse en riegos y fertilizantes.

En cuanto al riego, debes saber que la albahaca necesita un riego constante, especialmente cuando se cultiva en climas cálidos y secos. Necesitas regar la albahaca una vez al día. Para saber la cantidad adecuada de agua a introducir, hay que comprobar la hidratación de la tierra: si está húmeda pero no empapada, es el momento adecuado para parar.

La albahaca podrida aparece justo cuando regamos la planta en exceso. Asegúrate de que la maceta tenga orificios de drenaje para permitir que escape el exceso de agua. El último consejo es no regar las hojas, sino como mucho limpiarlas: solo así se evitará la proliferación de enfermedades fúngicas.