Planta con innumerables usos, el Aloe vera es una planta suculenta de la familia Asphodelaceae , que requiere de mucho cuidado y atención. Con este método, el Aloe vera se reproduce indefinidamente.

Conocido desde la antigüedad, hoy el Aloe vera es apreciado por sus propiedades y por sus innumerables usos en el campo fitoterapéutico, herbolario, cosmético y alimentario. Las hojas de aloe vera son la parte que se utiliza para hacer gel de aloe y jugo de aloe . Son productos ricos en vitaminas, enzimas, aminoácidos, polisacáridos, agua, hormonas vegetales y antraquinonas.

Aloe vera: ¿cuáles son las propiedades del cultivo vegetal?

Las hojas de aloe vera permiten extraer el jugo, que es especialmente rico en aloína, glucósidos y emodina . Estos son principios que favorecen la secreción de líquidos y tienen propiedades laxantes . Además, los productos obtenidos a partir del Aloe vera tienen propiedades gastroprotectoras , si se toman por vía oral y son especialmente útiles para tratar el reflujo gastroesofágico.

Aloe vera

Algunos estudios e investigaciones han confirmado estas propiedades gastroprotectoras. Además, el gel obtenido a partir de las hojas de Aloe vera tiene una acción emoliente y calmante. Varios estudios han confirmado que a partir del aloe vera es posible obtener sustancias que inhiben la producción de prostaglandinas. Es por ello que cuenta con innumerables propiedades antiinflamatorias . El acemanano permite fortalecer el sistema inmunológico del organismo humano.

Aloe vera: ¿cómo cultivarlo y cómo estimular la reproducción?

El aloe vera es una planta muy beneficiosa y con muchas propiedades, pero que requiere muchos cuidados. Los brotes (esquejes) de aloe se pueden cortar durante el verano y dejar reposar en la oscuridad durante tres días para curar el corte y evitar que se pudran. Los mismos esquejes se pueden plantar en una maceta que contenga arena y turba : necesitan un suelo nutritivo y poroso.

Además, el suelo debe permitir un drenaje rápido. La planta de aloe necesita la luz del sol, pero no debe ser directa porque podría “quemar” las hojas. No riegues la planta de aloe todos los días, no necesita demasiada agua. el buen consejo del viverista es regar cada 20 días.

Aloe vera

Aloe Vera: ¿qué abono y abono usar?

Para fertilizar esta carnosa planta es necesario recurrir al uso de abonos orgánicos. Para fertilizar el aloe vera, es posible utilizar fertilizantes naturales de bricolaje válidos: se pueden agregar granos de café, que liberan antioxidantes y nitrógeno en el suelo, al suelo poroso. Alternativamente, se puede utilizar macerado de ortiga o agua de cocción de verduras , especialmente rica en nutrientes esenciales para el crecimiento del aloe.

¿Dónde colocar el aloe en casa?

Esta planta carnosa necesita una temperatura que oscile entre los 18 y los 30 grados. El aloe necesita luz solar, pero no tiene que ser directa. Por esta razón, la planta se puede colocar en el jardín y en la terraza en un área sombreada.

aloe en casa

También es mejor evitar lugares con un nivel de humedad bastante alto : un deshumidificador podría ser la solución perfecta para usar en la habitación donde guardas el aloe.